Llevo en el mundo de la fotografía desde 2007, cuando de la mano de una Nikon D50 empecé a dar los primeros pasos. Hacía mis pinitos con algunos paisajes, retratos y algo de foto urbana, todo sin haber tenido casi ninguna iniciación teórica. Con el paso del tiempo y con el modo auto-aprendizaje siempre activado, he ido variando poco a poco mi forma de ver y expresar la fotografía, hasta el momento actual.

Me fascina cualquier tema relacionado con la fotografía digital (la analógica me quedó lejos) y siempre intento seguir aprendiendo y mejorando en las diferentes disciplinas: paisaje, retrato, deportiva, social, nocturna… Mis últimos trabajos estaban casi todos relacionados con la costa de Almería y la fotografía de larga exposición y con la fotografía de calle en blanco y negro (Street Photography) pero, en los últimos tiempos he dado un giro de 180 grados y una disciplina me absorbe casi por completo: la fotografía de naturaleza.

La fotografía, tal y como la concibo actualmente, no puede ser otra cosa que un instrumento para tratar de contar lo que sucede alrededor, ya que de otra forma me cuesta mucho más trabajo hacerlo. La mayoría de todo aquello que ocurre, ya sea directa o indirectamente, ha sido obra del ser humano. Por eso casi todas mis fotografías de calle intentan transmitir una o varias historias sobre lo que está sucediendo en ese momento y en las que, de forma inevitable, la participación humana, de forma activa o pasiva, se ve reflejada en la misma.

En las de naturaleza, sin embargo, intento abstraerme de todo aquello que sea artificial y busco plasmar la naturaleza tal y como la imagino, aunque a veces no coincida con lo que todos podéis esperar.

Espero que disfrutéis mis trabajos al menos tanto como yo cuando planifico las salidas y las tomas, capturo los momentos y los revelo en mi ordenador para poder mostrarlos.

Muchas gracias por todo este tiempo que me estás dedicando.